Skip to content

Asclepio, El Dios de la Medicina.

by en junio 12, 2013

Trabajo realizado por Meri Alice Buleandra

ASCLEPIO, EL DIOS DE LA MEDICINA

asclepio

Figura 1. Escultura de Asclepio (Squiripa, 2009).

Asclepio era el hijo de Apolo y Coronis, princesa de Tasalia. Asclepio era un semidiós con el don de la curación. Los griegos lo veneraban y dedicaron templos en su honor.

Se le representaba con un bastón sobre el que se enrollaban serpientes y una corona de laureles (Squiripa, 2008).

serpiente

Figura 2. El bastón de Asclepio (Angel, 2008).

Según la mitologia griega, Asclepio fue el producto de uno de los tantos amoríos del dios Apolo. Coronis y Apolo se acostaron en la orilla de la laguna Boebea, donde después del acto de amor, Apolo se fue y dejó su pájaro favorito, un cuervo blanco, para que cuidara de la princesa. Coronis no sabía que estaba embarazada, se sintió abandonada por el dios y no dudó en coquetear con el principe Isquis, con quien también compartió su amor (Squiripa, 2008).

El cuervo blanco voló hasta Delfos, donde se encontraba Apolo para informarle de lo que hizo Coronis. Apolo estaba celoso y castigó al ave tiñendo para siempre su plumaje de color negro.

Una versión dice que luego le pidió a su hermana melliza, Artemisa, que castigara a Coronis. La diosa mató a la chica lanzándole una de sus flechas de oro, y la otra versión dice que Apolo buscó a Coronis para matarla. Del vientre de la princesa sacó a la criatura que luego se transformaría en dios (Squiripa, 2008).

cesarea asclepio

Figura 3. Imagen de la muerte de Coronis (Riñones, 2011).

Apolo confió la educación del pequeño Asclepio al centauro Quirón en el monte Pelión, quien le instruyó durante muchos años sobre cacería y medicina. Asclepio llegó a ser tan buen alumno que superó a su maestro. Apolo y la diosa Atenea también participaban en su formación. Atenea le entregó dos recipientes con sangre de Gorgona; una estaba envenenada, pero la otra tenía propiedades especiales que podían resucitar a los muertos. Asclepio se volvió un experto de la medicina y la resucitación, devolviendo la vida a muchas personas (Squiripa, 2008).

Además de poder resucitar a los muertos, Asclepio practicaba medicina utilizando plantas curativas. Tuvo tanto éxito que levantaron muchos santuarios en su honor por diferentes zonas de Grecia. El de Epidauro fue el más destacado, donde hubo una escuela de medicina (Squiripa, 2008).

Asclepio tuvo cinco hijos con su esposa Epiona. Sus dos hijos Macaon y Podalirios fueron famosos y entre otras cosas, participaron en la guerra de Troya. Macaon fue quien quitó la flecha de la herida de Menéalo y curó al héroe Filocteles. Sus tres hijas Hygieia o Higias (la salud, de donde proviene el término higiene), Panakeia o Panacacea (la que todo lo cura) y lasó (sanar). La más famosa fue Hygieia, que se convirtió en diosa de la salud y se adoraba al igual que su padre (Asclepio o Esculapio, 2012).

Sus conocimientos de medicina y su capacidad para resucitar a los muertos, hicieron de Asclepio un hombre respetado. Pero Zeus no compartía la simpatía por este semidiós, ya que temía que al evitar la muerte de las personas, el equilibrio del universo se viera afectado. Al resucitar a Hipólito, hijo del héroe Teseo, Zeus se enfureció y mató a Asclepio con un rayo. Apolo, furioso por la muerte de su hijo, vengó su muerte matando a los cíclopes que había hecho aquel rayo para Zeus, mientras que Asclepio ascendió al cielo y se convirtió en una constelación.

Después de que Asclepio se convirtiera en dios del Olimpo, en Epidauro se construyó el primer templo-santuario, atendido por médicos-sacerdotes que curaban guiados por el dios Asclepio. Los griegos construyeron 320 santuarios dedicados a este dios (Asclepio o Esculapio, 2012).

El primer templo y el más grande de todos estaba conformado por tres terrazas estructuradas en niveles y a las que se llegaba por grandes escalinatas.

Cuando los pacientes llegaban al templo-sanatorio, en la primera terraza se bañaban para purificar su cuerpo y se les prescribía una dieta estricta. También se les indicaba una serie de ejercicios que deberían hacer diariamente (en la primera terraza había un pórtico construido a manera de dormitorio donde los pacientes pasaban varias noches o bien en lugares cercanos). Se daba mucha atención a la higiene del paciente y a los aspectos psicológicos (por lo cual se les ofrecía diversos entretenimientos, en especial teatro, espectáculos y juegos atléticos). En la mayoría de los templos había un manantial sagrado, del cual el enfermo bebía agua para purificar su alma. Luego estaba listo para asistir a los sacrificios. En la terraza central, los peregrinos ofrecían sacrificios al dios. Sacrificaban un gallo, una cabra, un becerro o bien quemaban trigo en el altar. El sacerdote recitaba las palabras y las oraciones sagradas y los demás las repetían. Entonces estaban en condiciones de pasar al tercer nivel o al templo de dios.

Esta terraza a la cual se llegaba por una majestuosa escalinata estaba rodeada por tres de sus lados con salones columnarios. En este nivel se llevaba a cabo el sueño terapéutico. Al anochecer los enfermos se acostaban en las camas de reposo (del griego cline; de donde viene el termino clínica), los siervos apagaban la luz, y aparecía el dios escoltado por dos de sus hijas y un esclavo. Iba de cama en cama para examinar a los enfermos y les proporcionaba una mezcla de ungüentos y jarabes que eran suministrados por los siervos del templo (terapeutas). Se consideraba que las causas psicosomáticas de muchas enfermedades, así como la disposición y fe de los que buscaban auxilio, aunada a la irradiación del lugar, desempeñaba un papel decisivo en el éxito que alcanzaron las curaciones en el templo que estaba bajo la protección del dios Asclepio. Los arqueólogos encontraron cientos de ofrendas en mármol, terracota o algún metal que representaba la parte salvada.

Si el paciente moría, el sacerdote tenía la justificación de que era el deseo de dios para no alterar el orden de la naturaleza (o si por alguna razón vivía unos meses más del tiempo que la habían pronosticado, entonces se sentirá tan agradecido/a que no tendría reparo en donar bienes materiales a la congregación) (Asclepio o Esculapio, 2012).

La Constelación de Asclepio

Ophiuchus_ofiuco

Figura 4. Constelacion de Asclepio (Pallaferro, 2009)

Entre las constelaciones que podemos ver en el firmamento está la de Ofiuco. Representa a la figura mitológica griega de Asclepio. Una de las constelaciones contiguas a Ofiuco es Sagitario que representa a un centauro (como lo era Quirón).

La constelación de Ofiuco está situada en mitad de la constelación de la Serpiente u Ofidio, solo se podría ver desde el ecuador o el hemisferio meridional (La Constelación de Ofiuco, 2010)

Bibliografía:

Graves, R. (1999). Dioses y Héroes de la Antigua Grecia. Madrid: Unidad Editorial.

Asclepio. (2010). En Asclepio, el dios de la medicina. Recuperado de

http://sobregrecia.com/2009/10/27/asclepio-el-dios-de-la-medicina/

Asclepio. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado de

http://es.wikipedia.org/wiki/Asclepio

Asclepio. (2012). En Asclepio o Esculapio. Recuperado de

http://www.uaemex.mx/fmedicina/Asclepio.html

Mitoia. (s.f.). En La constelación de Ofiuco. Recuperado de

http://mitoia.blogspot.com.es/2010/01/asclepio.html

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: